martes, 12 de mayo de 2009

RECUENTO DE LOS DAÑOS…INFLUENZA PORCINA.

Después de la tormenta indudablemente viene la calma (pero también el recuento de los daños), en el mes pasado y principios de este mes de mayo de 2009 hemos sido espectadores de todo un suceso que para variar nos tocó a los mexicanos,  de México para el mundo… en cadenas televisivas a nivel nacional se dio a conocer de este “nuevo virus” y partir de ahí no ha habido día que no despertemos con la noticia del virus, si se apareció allá, si acá ya nos tocó; en este espacio no vamos a detallar que es el virus, ni sus efectos, ni como se cura que ya bastante información tenemos; no vamos a cuestionar tampoco los diferentes puntos de vista de si es cierto o no; algunos mencionan que es una verdadera artimaña política, si es cierto vaya creatividad o maleabilidad de los actores políticos para crear tal pánico a nivel mundial, pues planearon fechas, antídotos, efectos, crisis psicológica; si esto es cierto, vaya poder que tienen los políticos para mover toda una nación y más allá a conveniencia…algunos dicen que el virus realmente existe pero que no es para tanto; la moneda está en el aire, que cada quien saque su mejor conclusión o la que nos convenga creer.

Lo que sí es cierto es el impacto invisible que tuvo o tiene si todavía continua; hemos escuchado pláticas del vecino, del chofer de autobús, del taxista, de amigos de cómo nos ha golpeado este virus tan marrano (perdón por la expresión); acá un ejemplo, en nuestro despacho creamos un proyecto de negocio en el ramo de alimentos, tenemos monto de inversión, períodos de trabajo, planes de fechas de apertura, de local, acondicionamiento, renta, todo bien programado; desafortunadamente hemos modificado varias rubros por los efectos del virus; no contamos con el equipo principal de trabajo pues el proveedor no pudo realizar el viaje al Distrito Federal para conseguir las piezas y partes necesarias para su armado, el local está rentado, pero no podemos iniciar pues sin el equipo no podemos tampoco capacitar a los empleados para su uso, ¿pueden ver la cadena en este ejemplo? La renta corriendo, el plazo de entrega del proveedor rebasado, los empleados esperando, saque cuenta de cuantas familias mexicanas hay involucradas en este sencillo ejemplo, y así nos pudiéramos extender aún más…

Nos gustaría que compartieras tu opinión en este blog, ¿cuál es tu opinión sobre los efectos reales del virus, te afectó de alguna manera?

Gracias y estaremos pendiente de tus comentarios.

Colaboradores.

 

Francisco Javier Velasco Nandayapa                            Grisel González Gómez

044 961 15 613 84                                                      044 961 13 878 68

 

Puede  contactarnos al  siguiente correo:

 

info@estrategiasparaempresas.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario